LA DISCALCULIA

La discalculia o DAM consiste en una dificultad de aprendizaje específica de las matemáticas que afecta a un porcentaje de entre el 3 y el 6% de la población infantil. Quien padece discalculia por lo general tiene un cociente intelectual normal o superior, pero manifiesta problemas con las matemáticas, señas, direcciones, etc.

Un niño con discalculia presenta dificultades en diversas áreas, expuestas a continuación:

  • Destrezas lingüísticas: Relacionadas con la comprensión de los términos matemáticos y la conversión de problemas matemáticos en símbolos (Es decir, comprender el problema y poder aplicar las operaciones necesarias con sentido).
  • Destrezas de percepción: Es la capacidad para reconocer y entender los símbolos (incluídos los números). También se puede ver afectada la capacidad para ordenar grupos de números.
  • Destreza matemática: Es la necesaria para realizar las operaciones básicas y sus secuencias (suma, resta, multiplicación y división).
  • Destreza de atención: Capacidad para copiar figuras, observar correctamente los símbolos operacionales (+, -, x, %, <, >, …)

Es un problema de origen multifactorial, es decir, que hay numerosos factores que influyen en la aparición de la discalculia. Entre ellos, destacan los madurativos, cognitivos, emocionales y educativos, que derivan en trastornos verbales y espaciales. Con frecuencia los niños que presentan discalculia tienen también una mala lateralización, problemas con el esquema corporal (conocimiento del propio cuerpo), falta de ritmo y desorientación espacio-temporal.

Tipos de discalculia:

  • Discalculia primaria: Trastorno específico y exclusivo del cálculo, unido a lesión cerebral.
  • Discalculia secundaria: Mala utilización de símbolos numéricos (+, -, x,…) y mala realización de operaciones.
  • Disaritmética: Gran dificultad para comprender el mecanismo de la numeración, retener el vocabulario, concebir la idea de las cuatro operaciones básicas (suma, resta, multiplicación y división), contar mentalmente y utilizar lo aprendido en la resolución de problemas.
  • Discalculia espacial: Dificultad para ordenar los números según una estructura espacial.

Intervención en la discalculia:

Como se puede observar, la discalculia es un trastorno que no afecta sólo a la resolución de operaciones matemáticas en sí, sino que existen muchos otros déficits que se deberán tener en cuenta a la hora de realizar una intervención. Por este motivo, es necesario que un equipo multidisciplinar formado por logopeda, psicólogo, pedagogo, etc., sea el encargado de realizar dicha intervención.

El papel del logopeda en la intervención de la discalculia se centra, entre otras cosas, en:

  • El manejo de los nombres de los números, su orden y su grafía.
  • Enseñar a leer los números e identificarlos con su símbolo y lo que este representa.
  • Mejorar la comprensión de expresiones cotidianas de carácter cuantitativo, espacial, topológico, etc., que se encuentran también presentes a la hora de comprender y realizar operaciones matemáticas (más, menos, arriba, abajo, dentro, fuera, lejos, antes, después, mayor, menor,…).
  • Ayudar al niño a comprender su espacio-tiempo.
  • Mejorar la comprensión lectora de los problemas matemáticos, su significado y cuál es la demanda del problema (qué tenemos que hacer).

No debemos olvidar que existen diferentes métodos para comprender lo que nos rodea y adquirir nuevos conocimientos. Por esto, el logopeda se apoyará en materiales de diversa índole, empleando los diferentes canales sensoriales (apoyo visual, táctil, auditivo) para ayudar al niño a comprender mejor las matemáticas y ayudarle a encontrar estrategias para enfrentarse a su dificultad.

Noticias relacionadas

Aún no hay comentarios.

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información