¿En qué consiste la evaluación psiquiátrica en el niño y el adolescente? (Parte 2)

FASES DE LA EVALUACIÓN:

  • PRIMERA FASE:
  • Lo más adecuado es que ambos padres vengan con el niño a consulta. Suele ser necesarias varias sesiones para completar una evaluación psiquiátrica, aunque generalmente tras la primera consulta suele llegarse a una hipótesis diagnóstica.
  • Partiendo de la base de que cada familia es única y tiene sus necesidades individuales, por regla general cuando se trata de niños pequeños la consulta se lleva a cabo desde el comienzo con los padres, permaneciendo el niño en consulta durante toda la entrevista. Este proceso se puede adaptar si existen situaciones excepcionales en las que los padres piden hablar con el especialista a solas porque no es conveniente que el niño esté presente.
  • Si se trata de un adolescente, primero nos reunimos con él a solas, y posteriormente entrarían los padres a consulta, siempre con el adolescente presente para no generar desconfianza en él.
  • La primera fase de la evaluación se emplea para las preguntas iniciales que padres y niño puedan tener. Se les pregunta a los padres o adolescente el motivo por el que acuden a la consulta y se le explica al niño en un lenguaje que él pueda entender los motivos de la consulta.
  • SEGUNDA FASE o de ANAMNESIS:
  • Se llevarán a cabo a los padres y/o adolescente preguntas dirigidas a obtener información sobre el funcionamiento del niño en diferentes contextos ( escolar, familiar, con amigos…). Se deben recabar:
    • Antecedentes médicos: para descartar posibles causas físicas que puedan producir los síntomas.
    • Antecedentes familiares y psicosociales: enfermedades en los padres u otros familiares, información sobre la forma en que la familia ha manejado a las dificultades del niño, tipo de relaciones entre los miembros, rol del niño en la familia, etc.
    • Dificultades o síntomas actuales:
      • Tipo e intensidad en cada entorno ( en la familia, con amigos, en la escuela)
      • Actividades de ocio.
      • Funcionamiento escolar.
      • Descripción detallada de un día típico del niño desde que se levanta hasta que se acuesta.
      • Ejemplos específicos de la conducta problemática del niño, con qué frecuencia y en qué circunstancias ocurre, y cómo los padres la manejan.
  • TERCERA FASE o de evaluación propiamente dicha.
  •  Se realiza una reunión con el niño a solas después de reunirse con los padres.
  • Incluye una evaluación de su nivel de desarrollo psicomotor, y comienza con la observación del comportamiento del niño en el consultorio y sala de espera.
  • Se evalúa la percepción del niño sobre sus dificultades sociales, conductuales o académicas.
  • Se evalúan el nivel de comodidad del niño, la interacción social y la presencia o ausencia de comportamientos extraños.
  • Una de las responsabilidades del médico que realiza la evaluación es explorar otros síntomas además de los informados por padres y maestros.
  • Como parte de la evaluación, es importante detectar la presencia de pensamientos extraños, pensamientos suicida, alucinaciones y síntomas de ansiedad, depresión, trastornos de la conducta y en adolescentes, el abuso de sustancias adictivas. Otros síntomas y problemas pueden incluir: enuresis, encopresis, tics, posibles síntomas psicóticos, problemas para relacionarse, discapacidades del desarrollo, trastornos de la comunicación, reacciones a traumas.
  • Es importante tener en cuenta que es posible que los síntomas del niño no se manifiesten durante la consulta, siendo a veces necesario evaluar al niño en otros contextos para obtener información (con amigos, en casa…).
  • CUARTA FASE:
  • Puede ser necesario solicitar analíticas y otras pruebas complementarias ( resonancia magnética cerebral, potenciales evocados, etc) si los síntomas lo justifican.
  • Se podrá solicitar, de ser preciso, una evaluación neuropsicológica, que es útil para obtener datos más específicos acerca del funcionamiento del niño en diferentes áreas:
    • En este caso el psicólogo, en varias sesiones posteriores, administrará una batería de pruebas objetivas que miden la inteligencia, el razonamiento perceptivo, las funciones ejecutivas cerebrales, el logro académico y las áreas específicas de dificultades.
    • Estas pruebas pueden aclarar las fortalezas y debilidades del niño para el  aprendizaje, percepción, etc y recomendar estrategias educativas específicas o modificaciones de estilos educativos.
    • QUINTA FASE:
    • Una vez que se termina la evaluación, en primer lugar se analizan los resultados en sesión clínica con el equipo multidisciplinar de psiquiatra, psicólogo, logopeda y pedagogo terapéutico.
    • Posteriormente se realiza la reunión con familia y niño para presentar y analizar los resultados de la evaluación y ofrecer el  mejor tratamiento.
    • Se explica el diagnóstico de una forma que ayude a los padres a entender cómo el médico llegó a estas conclusiones.
    • Se informa al niño de su diagnóstico de una manera apropiada para su edad y tipo de trastorno.
    • Se educa a padres y niño sobre el diagnóstico.
    • Se ofrece el mejor tratamiento, de forma personalizada, para el niño.

    Una vez la evaluación ha finalizado, será imprescindible para la mejor evolucíon del niño el estrecho contacto de los profesionales sanitarios con el centro educativo del menor, así como hacer partícipes a los padres del proceso de tratamiento.

Aún no hay comentarios.

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información